Metodologías de Rehabilitación

Metodología Oral: Verbotonal

Para obtener buenos resultados en la expresión y comprensión oral el centro tiene como metodología específica la verbotonal que considera todos los actos del lenguaje como actos comunicativos.

Para el Método Verbotonal el habla es ante todo comunicación, además de ser contemplada simultáneamente como uno de los polos que desarrollan el “pensamiento”.

Es una metodología activa que globaliza el lenguaje como estructura acústico-visual y considera sumamente importantes, no sólo los elementos léxicos: fonética, fonología, morfología, semántica y sintaxis, sino también los elementos no léxicos tanto acústicos como visuales.

Las áreas que el método tiene como específicas para la rehabilitación son:

Tratamiento IndividualTratamiento de GrupoRitmo CorporalRitmo Musical

Es una de las actividades centrales del Método Verbotonal porque el trabajo se realiza individualmente tratando a cada individuo desde su propia necesidad e interviniendo en su problema específico.

A. En un primer momento, el rehabilitador realiza la evaluación del estado fonético, lingüístico y auditivo del niño. Esta evaluación, además de los datos personales contiene los siguientes puntos:

  • Articulación de los sonidos concretos del habla.
  • Elementos prosódicos.
  • Lenguaje.
  • Comprensión del lenguaje en situaciones espontáneas.
  • Escucha a través del SUVAG.
  • Escucha a través de sus prótesis.
  • Audición sin aparatos.

En base a la evaluación, se ejecuta el plan y programa de trabajo, muy detallado, y que abarca cuatro partes principales:

  1. Progresión Prosódica.
  2. Progresión Fonética.
  3. Progresión Lingüística.
  4. Progresión Auditiva.

B. Ejercicios espaciales.
Con los niños muy pequeños, se trabaja en la tarima vibratoria, a través de la cual el niño recibe los estímulos sonoros. Podíamos denominar a ésta fase de autoescucha, y es básica ya que va despertando en el niño el deseo de escucharse a si mismo.

Logopedia

Logopedia

C. El siguiente paso será provocar en el niño la necesidad de expresarse con el habla. Gracias a nuestro trabajo, el niño va a tomar conciencia de cuando le entendemos y esto le motivará para una expresión más clara y correcta.

Es la aplicación global de la enseñanza, la rehabilitación y la educación. El objetivo de la clase podríamos definirlo como la síntesis y la organización de todos los procedimientos verbotonales, (movimiento, afectividad, situación) para desarrollar el habla y la comunicación en los niños que tienen problemas de audición o también de lenguaje.

La clase se basa en el método SGVA (estructuro-global-audiovisual), creado por el profesor Guberina. Se compone de una serie de filminas o diapositivas encaminadas a la progresión lingüística y la estructuración del lenguaje.

Además del uso de las diapositivas, en esta área del método Verbotonal se introducen los contenidos y conocimientos propios de la edad, sin olvidar los principios del método, conscientes de que el objetivo principal es el desarrollo global del niño, Para ello hay que:

  • Crear interacción entre el niño y el rehabilitador.
  • Crear un ambiente de confianza que favorezca el desarrollo auditivo, lingüístico y cognitivo del niño.
  • Crear una situación activa del tal modo que induzca al niño a la participación comprendiendo y expresándose oralmente.
  • Desarrollar los elementos del habla: fase pre-lingual, fase lingual, progresión lingüística.
  • Dar importancia al juego para conseguir:
    • Una forma natural de expresarse.
    • Actividad psicofísica mental (propiopepción-multisensorial).
    • Espontaneidad en la expresión oral.
    • Creatividad e imaginación con mucha carga afectiva.
  • Importancia de la imaginación.
  • Programar las materias desde las situaciones afectivas hasta la dramatización.
  • Iniciar la escritura y la lectura.
Con el ritmo corporal nos acercamos al habla por medio del movimiento. Es la técnica basada en los análisis fonológicos y fonéticos de la expresión oral.

El método verbotonal, después de largas investigaciones, creó movimientos corporales para conseguir llegar a la emisión de los fonemas de una forma más lúdica, espontánea y natural.

Existe una relación entre los movimientos de los órganos fonatorios y los movimientos corporales, estos movimientos más grandes y visibles pero con características de tensión, tiempo, entonación, pausa, adecuadas al macromovimiento del cuerpo.

Esta relación de los movimientos corporales y los movimientos de la articulación nos demuestra que los unos pueden influir en los otros. Habrá que unir los movimientos articulatorios llamados micromovimientos y los del cuerpo llamados macromovimientos, para que se realice eficazmente la fonación.

Cada movimiento tiene su propia tensión, dinámica, tiempo, espacio. El aspecto más importante es la tensión, que varía en función del tiempo. El movimiento corporal influye en la articulación de tal forma que estimula:

  • La vocalización espontánea.
  • La escucha (audición) consciente.
  • La emisión de los fonemas.
  • La producción del lenguaje, con sus estructuras de palabras, frases, coordinar palabra-frases.
  • La corrección de las estructuras del lenguaje.

La rehabilitación de la audición y del habla mediante el ritmo corporal se inicia con los fonemas o una sílaba, que lleva siempre su carga de afectividad. La escucha y la afectividad reducen el lenguaje monótono porque las expresiones acompañadas de alegría, sorpresa, tristeza ayudan a la comprensión y a la expresión.

Persigue el mismo objetivo global que el ritmo corporal, “Obtener del deficiente auditivo o del niño con problemas de lenguaje, una percepción- producción correcta del habla”, utilizando medios diferentes.
Las estimulaciones musicales se basan en ritmos hablados y musicales muy sencillos acompañados de movimientos rítmicos.

Para la educación del oído musical, los dos elementos más importantes son: el ritmo y la melodía, es decir, la entonación; facilitan la percepción de todos los valores del habla, porque estos elementos, con diferentes estructuras se encuentran también en la palabra.

El ritmo sirve para crear la calidad de cada fonema con pausa y melodía. Con el cambio de la pausa y la melodía se van creando los ritmos óptimos. Para esto nos valemos de las llamadas cancioncillas fonéticas, que tiene por objeto acostumbrar al niño a percibir y producir estructuras rítmicas cada vez más complejas.

El ritmo y el canto vocal son importantes para mejorar el desarrollo del habla. Los niños sin problemas auditivos, buscan, crean y utilizan canciones infantiles. Dichas canciones facilitan la expresión del ritmo en el niño y son un medio de ejercitar el aparato fonador, además de estimular la percepción y la producción del habla.

En los problemas de lenguaje y audición se provocan las cancioncillas fonético-musicales porque:

  • El órgano fonador está preparado para emitirlas.
  • El ritmo silábico y la entonación se transmiten a través de frecuencia graves a los que el sordo es más sensible.
  • Las cancioncillas facilitan la memorización de estructuras lingüísticas más complejas.

El objetivo concreto de las estimulaciones musicales es preparar al niño para la percepción y la expresión de habla.